Martes, 21 Abril 2015 15:37

Mandos Intermedios

Situación actual: Entre el cielo y la tierra.

 

Merece la pena hablar de esos trabajadores denominados “Mandos Intermedios” y que desde que comenzó la crisis quizás se han convertido en una de las partes más perjudicadas en las empresas.

 Estos mandos, aunque siempre han sido objeto de presión por parte de la dirección de cualquier empresa, es a raíz del comienzo de la crisis cuando empeora considerablemente su situación dentro de las mismas. Siempre habían sido el último peldaño que aguantaba la presión que sus superiores les trasladaban. Los trabajadores que están bajo la supervisión de los mandos intermedios y que no forman parte de la estructura jerárquica, no soportan la presión en cuanto a responsabilidad, aunque sí que notan una mayor carga de trabajo.

 Con la crisis se agudiza el malestar de los mandos intermedios, puesto que la exigencia en las empresas comienza a crecer rápidamente, ya que cada vez es más difícil mantenerse en situación rentable y muchas de ellas se ven avocadas al cierre. Los mandos intermedios sienten el aliento de sus mandos superiores subiendo el nivel de apremio. A esto se le suma que la organización se van desprendiendo en algunos casos del personal con contratos temporales y en otros casos de trabajadores con contratos indefinidos.

 El mando intermedio, al tener menos trabajadores a su cargo, en muchas de las ocasiones tiene que, además de realizar el trabajo de gestión como mando, desempeñar parte de las labores que realizaban los empleados que ya no están en la compañía.

 El problema aumenta cuando los trabajadores que han abandonado la empresa son los que mayor experiencia tenían, y los que se han quedado están menos capacitados, como puede pasar en algún caso cuando se hace un plan de desvinculación para mayores. A veces los mandos intermedios tampoco tienen los conocimientos del trabajo que realizaban los trabajadores experimentados, con lo cual están perdidos y quedan en una situación complicada para cumplir con los objetivos que le marca la dirección de la empresa.

 Este recorte en los medios humanos coincide en la mayoría de los casos con un recorte en los medios técnicos y materiales con los que cuentan los mandos.

Jueves, 16 Abril 2015 17:35

Gente Tóxica en el trabajo

Gente Tóxica en los entornos laborales: Trabajadores tóxicos. ¿Qué producen?.

 

Estamos acostumbrados a encontrarnos con trabajadores que se pasan todo el día quejándose. Se lamentan de la empresa, de sus compañeros, de la cantidad de trabajo que tienen, en defnitiva, de los desgraciados que son.

Son perjudiciales para la empresa, no solo porque aportan poco al estar más preocupados de quejarse que de trabajar, sino también porque desmotivan al resto de trabajadores que tienen en su entorno con su visión negativa de las cosas.

Este tipo de trabajador lo encontramos tanto en la empresa pública como privada, con la diferencia que en la empresa pública es más difícil deshacerse de ellos, permaneciendo éstos hasta el fin de sus días.

Por nuestra propia higiene mental, lo mejor que podemos hacer es separarnos de los trabajadores tóxicos, estando con ellos el menor tiempo posible de tal forma que no caígamos en su pesimismo existencial en el trabajo.

Lo peor que nos puede pasar es que un amigo o alguien con la que tenemos un especial vínculo en el trabajo, sea, o se convierta, en un Trabajador tóxico, puesto que nos será más difícil separarnos de él de una forma sútil.